La decisión “insignificante” que me cambió la vida.

Spread the love

15 noviembre, 2014

Hoy es el Día Mundial de la Diabetes, los que me conocéis ya sabéis que el regalo de mis 33 añitos fue mi debut en diabetes, el primer cumpleaños sin tarta.Puedes decirme que esta es la  web de un agente de seguros de Valladolid, pero en el título pone, WEB Y BLOG PERSONAL DE JAVIER PELÁEZ así que hoy toca la parte PERSONAL.

Voy al grano, hace 4 años, una día aburrido de Noviembre en Valladolid, me entretuve en hacer una tabla en Excell con los datos de las mediciones de  glucosa de los 6 meses anteriores,  para ver  medias y prever la bronca que me podía caer del nuevo equipo de endocrinos que iba a empezar a tratarme, pues bien, ese momento de aburrimiento acabó por cambiar mi forma de vivir la diabetes, de tratar con los amigos, de relacionarme con los clientes, y de sobrellevar la enfermedad. A los pocos día empezaron a tratarme el Doctor Díaz Soto  y su equipo,  modificaron las pautas de insulina, me explicaron la importancia de contar los hidratos de carbono, me explicaron en una conversación corta pero muy aclaratoria, como tenía que plantearme a partir de entonces el día a día, las comidas, el ejercicio, etc,  en un momento dado saqué el papelito con la tabla, lo comentamos y quedamos para el día siguiente.

Nada importante a primera vista, pero al día siguiente me dicen que vieron las notas y que como les parecía que me gustaban los aparatitos  me ofrecieron probar un glucómetro con USB, yo todo cortado les dije que no era un Friki de la tecnología, que las notas en EXCELL fue la manera de entretenerme  un rato, y que, obviamente, adelante con el Glucómetro. A efectos del día a días esto en realidad no supuso nada relevante las rutinas eran las mismas. A la tercera o cuarta visita  me pidieron intervenir en una noticia de RTVCYL que tenían que grabar sobre el aparatito en cuestión. (Ahí os la dejo por si no la habéis visto).

El día de la grabación fue el día del CAMBIO RADICAL puesto que tras escucharme el Dr Díaz,(Gonzalo para los pacientes),  me dijo que era un candidato idóneo para utilizar la Bomba de insulina, entré en el grupo de pruebas y ahora, tras 3 años de uso, llevo otro estilo de vida, salgo más, no estoy tan pendiente de los horarios, tengo libertad en las comidas cuidando eso sí los hidratos de carbono, los paseos ya no tienen que ser diarios ni de tantos kilómetros, en definitiva, soy un diabético más libre,  nunca estar encadenado ha dado tanta libertad.

Hay decisiones que parecen insignificantes y que te arreglan la vida: la suerte de dar con un gran equipo humano y profesional que te asesora y te garantiza la seguridad necesaria para no tener miedo a cambiar lo que has hecho durante toda la vida te abre la puerta a una nueva. Esta anécdota la recuerdo casi todos los días, si no tengo el ánimo alto pienso en la dichosa tabla que hice un día de aburrimiento, me sirve para motivarme, también  se la cuento a mis clientes  para ayudarles a decidir si incluir o no una garantía o suscribir o no un seguro que saben que necesitan pero no se atreven a firmar por no dar el paso a pesar de que a la larga puede solucionarles la vida.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *