El seguro de vida, el más imprescindible.

Spread the love

15 noviembre, 2013 

He titulado la entrada “El seguro de vida, el más imprescindible“ aunque la primera idea era añadir y el que más despreciamos. Atiendo a clientes que cuando hablas del seguro de vida que cubra también la invalidez, dicen que para qué, que tienen otros muchos seguros y que no quieren uno más, no entienden que es el que cubre un riesgo cierto y unas necesidades claras.

Estos meses las noticias  nos están golpeando con noticias de muertes prematuras, ya sé que eso sólo les pasa a otros, María Villota, ciclistas que fallecen cada semana en la carretera, accidentes laborales,  son ejemplos de lo que cualquier día nos puede pasar a nosotros, aunque no queremos ser conscientes de ello.

¿Por qué un seguro de vida? para que tus deudas se anulen y no se hereden.

Cuando los bancos “te aconsejan“ hacer el seguro de vida al firmar un préstamos o una hipoteca, no lo hacen por ti, lo hacen para cubrir su inversión, pues sigamos su ejemplo y contratémoslo donde mejor nos lo ofrezcan, no pueden obligarnos a hacerlo con ellos:

Cada mañana te miras al espejo, y antes de tomar un café que acabe de despertarte, piensas en las primeras 24 horas que te esperan por delante, todo está programado, hasta que vuelvas a casa y te eches a descansar para empezar un nuevo día. Nos preguntamos para qué y la respuesta es por la familia, los niños, la hipoteca, los gastos diarios,… estas son las mejores razones para contratar tu seguro de vida  no por proteger la inversión del banco si no por proteger el futuro de los que más quieren.

Pongo un ejemplo, si tienes un hijo y le compras unos patines, acabas llegando a  casa con el kit completo: (patínes, rodillera, muñequera, codera, casco, barbuquejo, tiritas y Mercromina), por si les pasa algo. En tu caso, haz lo mismo protégete y protégelos. Cómo viviría tu familia si faltaras tu o por enfermedad o accidente sufrieras una invalidez y tu pareja tuviera que sacar todo delante sólo, o sola,  cómo sería el día a día, la comunión de los niños, el instituto, la universidad,  el máster, el coche, la boda, etc.

 Piensa en ello, lo único que no te va a solucionar el seguro es lo que ellos te echen de menos.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *